¿Bichectomía o aumento de pómulos?

Mejorar o potenciar el tercio medio facial nos crea cierta confusión acerca de cuál es el mejor tratamiento para nosotros. La clave es saber identificar qué rasgo queremos potenciar. Para ello es imprescindible en la consulta tener 3 cosas claras:

  • Entender que es lo que estáis buscando
  • Realizar un exhaustivo análisis facial
  • Individualizar y personalizar cada tratamiento

Una vez que hemos entendido qué efecto queréis conseguir en vuestra cara tenemos dos propuestas claramente diferentes.

¿Necesito una Bichectomia?

Si lo que buscáis es perfilar la cara, conseguir un adelgazamiento facial el tratamiento de elección es la bichectomía o cirugía de las bolas de bichat. Esta técnica quirúrgica es una de las pocas que tenemos para adelgazar el rostro de forma natural y definitiva. Con él, conseguimos una cara más perfilada y delgada.

Con la bichectomía se marcarán sutilmente los pómulos pero no aumentamos la proyección o volumen de los mismos ni cambiamos su forma solo al extraer las bolas de bichat el espacio que  ocupan entre los músculos masetero y buccinador se coapta adelgazando el rostro, podemos decir que es un efecto secundario a la extracción de bolas de bichat.

En cambio el aumento de pómulos va encaminado a dar más importancia a esta zona aportando más volumen, recuperar el volumen perdido o cambiar la forma o proyección de esta zona anatómica.

¿Quieres saber en qué consiste una bichectomía?

La bichectomía es uno de los tratamientos de moda, nos permite tener una cara más delgada y angulosa. Es una cirugía que la hacemos con anestesia local, podemos decir que para vosotros como pacientes es menor que un procedimiento dental. Accedemos a las bolas de bichat vía intraoral con una pequeña incisión en el fondo de vestíbulo a nivel del maxilar antes de la muela del juicio, así entramos directamente en la “bolsa” donde están  alojadas, una vez en este espacio la bola se quita de forma suave y sin cortar, poco a poco vamos sacando esta grasa hasta que vemos su final y terminamos la cirugía. Las bolas de bichat es una grasa parda diferente a la del resto de grasa del organismo y no se reproduce una vez eliminada de ahí que podamos asegurar que es un tratamiento definitivo. Al terminar la cirugía colocamos un vendaje para minimizar la inflamación. 

El postoperatorio es sencillo deberéis tomar un antibiótico, antiinflamatorio y un protector gástrico, lo más importante el frío local que deberéis aplicaros en la zona las primeras 24-48 horas, tomar una dieta blanda y fría, y realizar enjuagues con agua y sal para mantener la zona limpia mejorando así la recuperación y cicatrización de la herida. La clave para poder ver cuanto antes el resultado es que os informéis poco de ahí que todas las medidas que debéis tomar van encaminadas a conseguir este objetivo, porque cuanto menos os informéis antes podremos apreciar el resultado. Habitualmente podemos apreciar resultados a partir de las 3-4 semanas de la cirugía pero si conseguimos tener poca inflamación el efecto de la cirugía será visible antes.

Muchos me preguntáis cómo se adelgaza la cara con esta técnica, al quitar las bolas de grasa el espacio que queda vacío se coapta y esa zona queda más delgada de ahí que se marquen sutilmente los pómulos tras la cirugía.

¿Estoy buscando un aumento de pómulos?

El aumento de pómulos es precisamente eso aumento del volumen, o cambio de forma aumentando en sentido antero-posterior o transversal para ganar volumen y anchura del tercio medio.

Para este propósito existen varias técnicas unas temporales y otras definitivas.

En cuanto a las temporales tenemos:

  • Ácido Hialurónico, la estrella de la medicina estética en consulta, nos permite aportar volumen y cambiar la forma de esta región. Ventaja se hace en consulta y podéis ir viendo secuencialmente el resultado. Desventaja su duración es entre 10-12 meses.
  • Radiesse cada vez más utilizado para retensar a nivel de  pómulos, mentón y contorno mandibular. Duración 18 meses aproximadamente

Los tratamientos definitivos:

  • Lipofilling o trasplante de grasa autóloga, nos aporta volumen y una clara mejoría en la calidad de la piel dado a que es un concentrado de “vitaminas “ para nuestra piel. Ventaja: recuperar el volumen perdido con una sustancia propia sin riesgo de alergia o rechazo. Siempre permanece la grasa. Desventaja: que parte se reabsorbe por lo que es necesario tenerlo en cuenta a la hora de hipercorregir o avisar a nuestros pacientes que pueden necesitar más sesiones para alcanzar el resultado que deseas.
  • Prótesis de pómulos: uno de los tratamientos estrella en nuestra consulta los prótesis de  pómulos nos permiten conseguir un volumen definitivo en el tercio medio facial así como una cara más ancha al aumentar la anchura de los malares. Según su colocación malar o submalar tendremos un resultado más marcado o natural.

Los implantes malares proporcionan un aspecto de rasgos más marcados al marcar más el arco cigomático dándole proyección para que me entendáis un look tipo maléfica. Aunque siempre se puede disminuir la proyección sobre el arca para minimizar un efecto tan agresivo.

Los implantes submalares son los más utilizados en Europa, por su naturalidad. Aportamos volumen sin transformar la cara, proporcionando un aspecto más saludable rellenando de forma natural el volumen perdido o que nunca tuvimos.

El abordaje de esta cirugía es intraoral, los implantes se colocan encima del hueso los podemos fijar con material de osteosíntesis o anclados con una sutura extracutánea que se retirara a la semana. El cierre de la herida se realizará con material reabsorbible que se cae solo.

Actualmente tenemos varios tipos de implante, los que yo utilizo son:

  • Implantes de silicona rígida, son implantes compactos, muy sencillos de colocar y muy bien tolerados por los pacientes. La desventaja son medidas estándar,de tamaño en cuanto a longitud, grosor y altura, aunque se pueden customizar en quirófano para pequeñas asimetrías.
  • Implantes PEEK (polieter-éter-cetona), son prótesis hecha a medida por Osteoplac, a  partir de un TAC del esqueleto facial, se procede a una reconstrucción anatómica con la forma y las dimensiones exactas requeridas, para luego, ser diseñadas por los Ingenieros Biomédicos y nosotros, se colocan al igual que las de silicona en quirófano mediante material de osteosíntesis. 

Como podéis el tercio medio facial tiene un amplio abanico de posibilidades, tenemos diferentes opciones según las necesidades y un estudio individualizado de cada uno de nuestros pacientes. Cada paciente es distinto y busca resultados diferentes, por eso es importante escuchar, empatizar y entender lo que quiere el que tenemos enfrente para buscar el mejor resultado, con el que se sienta identificado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *